INFO

MÁS INFORMACIÓN

Cerrar

Identifica antes que nada el Para qué de tu idea. Y sigue con el Cómo y el Qué.
Con esto habrás predefinido tu Propuesta de Valor, concepto clave para el desarrollo de tu negocio.
Es lo que apreciará tu cliente, la pieza central desde la que se diseñará todo lo demás.

Cuando nos preguntan sobre nuestra idea de negocio, solemos responder con el Qué y el Cómo antes que con el Para qué. Es natural, nos resulta más sencillo ir de lo más concreto a lo más difuso. Pero escucha la charla sobre “El Círculo de Oro” para entender por qué es mejor hacerlo en ese orden.


Aquí tienes la plantilla vacía del Círculo de oro, para pensar sobre tu proyecto. Imprímela y escribe o dibuja dentro. O, si tienes, usa post it, para poder moverlos.
“El círculo de oro”. Charla de Simon Sinek en TED. En inglés, con subtítulos en español.