INFO

MÁS INFORMACIÓN

Cerrar

Practicar el “Mapa del Viaje del Cliente” es muy interesante para, definiendo los principales hitos de tu servicio, identificar y entender por qué el usuario se comporta de una forma u otra, su grado de satisfacción en cada momento y los puntos de mejora posibles.
Conviene trabajar primero Persona para tener uno o varios arquetipos de tu cliente y, poniéndote en su piel, definir el mapa de sus respectivos viajes.


También llamada “Customer Journey Map” (para definir servicios) o “Blueprint” (más vinculada a productos), se trata de una herramienta clásica del diseño de servicios centrado en el usuario, sobre la que encontrarás mucha información bibliográfica y en Internet. Es importante trabajarla sobre una pared lisa y en tamaño grande; usa la plantilla o dibuja tu propio mapa; ayúdate con post it.

Descarga una plantilla orientativa (PDF).